Saltar al contenido
El papel de los suplementos alimenticios y la dieta durante la pandemia de COVID-19

El papel de los suplementos alimenticios y la dieta durante la pandemia de COVID-19

El distanciamiento social y el lavado de manos son los métodos más eficaces y comprobados para reducir el riesgo y la propagación de la enfermedad del coronavirus (COVID-19).  En este artículo se plasma información importante sobre el rol específico de la dieta y la nutrición durante esta pandemia dada por el Dr. Wafaie Fawzi, profesor de nutrición y epidemiología de Harvard.

Relación entre nutrición e inmunidad

Se ha sabido durante mucho tiempo que la nutrición está estrechamente relacionada con la inmunidad y con el riesgo y gravedad de infecciones. Los individuos mal nutridos tienen un mayor riesgo de diversas infecciones bacterianas y virales, entre otras. A la inversa, las infecciones crónicas o severas repercuten sobre el estado nutricional de las personas. De ahí la importancia de mantener una buena alimentación durante esta pandemia de COVID-19. 

La experiencia médica con otras afecciones crónicas, como hipertensión, diabetes, incluso personas que viven con VIH u otras afecciones inmunodeficientes, sugiere que una dieta de buena calidad y una suplementación con multivitamínicos podría contribuir a reducir el riesgo de desarrollar COVID-19. 

¿Qué es una dieta saludable?

Una dieta saludable, hace hincapié en las frutas, verduras, cereales integrales, legumbres y nueces, el consumo moderado de pescado, alimentos lácteos y aves, y la ingesta limitada de carne roja y procesada, carbohidratos refinados, y azúcar. Las grasas añadidas deben ser principalmente aceites líquidos como de oliva, canola, o el aceite de soya.  Dicha dieta proporcionará cantidades adecuadas de macronutrientes saludables y minerales y vitaminas esenciales. Comer proteínas, grasas y carbohidratos de alta calidad puede ayudar a mantener un peso saludable y un buen estado metabólico; este no es un momento para dietas altamente restrictivas. Si alguien desarrolla una infección COVID-19, es importante comer lo suficiente de estas calorías saludables para prevenir la pérdida de peso no intencional. Las cantidades adecuadas de minerales y vitaminas proporcionadas por una dieta saludable ayudan a asegurar un número suficiente de células del sistema inmune y de anticuerpos, los cuales son importantes a medida que el cuerpo desarrolle una respuesta a las infecciones.

Importancia de los suplementos de vitaminas y minerales

Zinc
Es un componente presente en muchas enzimas y factores de transcripción en las células de todo el cuerpo, y los niveles inadecuados de zinc limitan la capacidad del individuo para desarrollar una respuesta inmune adecuada. Estudios clínicos aleatorizados han demostrado que la suplementación oral con zinc reduce la tasa de incidencia de infecciones agudas del tracto respiratorio en un 35%, acorta la duración de los síntomas similares a la gripe en aproximadamente 2 días, y mejora la tasa de recuperación. La dosis de zinc en estos estudios varió de 20 mg/semana a 92 mg/día. La dosis no parece ser el principal promotor de la eficacia de la suplementación con zinc.

Vitamina C
Es un cofactor que mejora la función de muchas enzimas en todo el cuerpo manteniendo sus iones metálicos en la forma reducida. En el uso clínico en pacientes de terapia intensiva ha dado buenos resultados. También actuando como antioxidante, limitando la inflamación y el daño del tejido asociado con las respuestas inmunológicas. Otros estudios demuestran que reduce significativamente la incidencia de infecciones del tracto respiratorio. La dosis de vitamina C varió de 1-3 g/día, y la dosis no parece ser el principal promotor de la eficacia. Según estudios sobre su efectividad contra los virus que causan el resfriado común, la vitamina C no parece hacer que las personas sean menos propensas a resfriarse, pero puede ayudar a sobreponerse más rápido y hacer que los síntomas sean menos severos.

Vitamina D
Estudios demuestran que suplementación con vitamina D reduce las probabilidades de desarrollar infecciones agudas del tracto respiratorio en un 12% a un 75%. Estos estudios incluyeron tanto la gripe estacional como la gripe pandémica causada por el virus H1N1 en el 2009. El efecto benéfico de la suplementación se observó en pacientes de todas las edades, y en personas con enfermedades crónicas preexistentes. Entre los infectados, los síntomas de la gripe fueron menores y la recuperación fue más temprana si habían recibido una dosis de vitamina D superior a 1,000 UI. Los beneficios fueron relativamente mayores en individuos con deficiencia de vitamina. Esto debe ser discutido siempre con un médico.

Multivitamínicos
Son suplementos que contienen muchas vitaminas y minerales diferentes, a veces junto con otros ingredientes. Como no existe un estándar para lo que constituye un multivitamínico, su composición varía según la marca y el producto.
Podrían ser de ayuda, pero deben cubrir los estándares de las recomendaciones diarias (RDA, en inglés) de vitaminas y minerales, es decir, el nivel de ingesta diario, suficiente para satisfacer los requerimientos de nutrientes de casi todas las personas sanas (97%-98%). Estos valores varían según la edad y el sexo.

¿Existe un papel para los suplementos alimenticios en la pandemia de COVID-19? 

Aunque no se tiene suficiente información sobre los efectos de suplementos alimenticios en el riesgo o gravedad de COVID-19, la evidencia existente indica que suplementos de varios nutrimentos puede reducir el riesgo o la gravedad de algunas infecciones virales, especialmente en personas con fuentes dietéticas inadecuadas. Por lo tanto, es prudente sugerir que se evite el consumo inadecuado de minerales y vitaminas.

Es importante que considere lo siguiente:

  • Evite suplementos con mega dosis o una cantidad mucho mayor a la recomendación diaria o RDA) no suelen estar justificados, y pueden resultar dañinos ocasionalmente.
  • Evite cualquier suplemento que promueva declaraciones de salud exageradas. La FDA se encarga de monitorear y advertir sobre las compañías que ofrecen productos fraudulentos que pretenden prevenir, diagnosticar, tratar o curar COVID-19.
  • Debido a que los suplementos no se consideran medicamentos, no pasan los mismos controles estrictos de seguridad y efectividad que los medicamentos.

En conclusión, los suplementos nutricionales no deben considerarse sustitutos de una dieta adecuada, debido a que ningún suplemento contiene todos los beneficios que brindan los alimentos saludables. Junto con esto, considere que las prácticas de higiene adecuadas y el distanciamiento físico pueden protegernos de contagiarnos del coronavirus.

Artículo original aquí.

Artículo previo Datos importantes sobre la vitamina C
Artículo siguiente Los aceites esenciales: mitos y verdades