Saltar al contenido
Datos importantes sobre la vitamina C

Datos importantes sobre la vitamina C

La vitamina C, también conocida como ácido ascórbico, es una vitamina hidrosoluble que el cuerpo necesita para formar los vasos sanguíneos, los cartílagos, los músculos y el colágeno en los huesos. También es vital en el proceso de curación del cuerpo.

La vitamina C, es un antioxidante, puede proteger las células frente a los efectos de los radicales libres, es decir, moléculas generadas cuando el cuerpo descompone los alimentos o cuando se lo expone al humo de tabaco y a la radiación. Los radicales libres podrían influir en las enfermedades cardíacas, el cáncer y otras enfermedades. La vitamina C también ayuda a que el cuerpo absorba y almacene hierro.

Como el cuerpo no produce vitamina C, se tiene que obtener de la dieta. Esta vitamina está presente en los cítricos, bayas, papa, tomate, los pimientos, repollo, el brócoli y las espinacas. La vitamina C también se vende como un suplemento oral, normalmente, en forma de cápsulas o tabletas masticables.

Las personas con trastornos gastrointestinales y algunos tipos de cáncer pueden ser más vulnerables a la deficiencia de vitamina C. Esta vitamina también se utiliza para incrementar la absorción de hierro del tubo gastrointestinal. La deficiencia grave de vitamina C puede causar una enfermedad que se caracteriza por la anemia, encías sangrantes, hematomas y la cicatrización incorrecta de las heridas (escorbuto). Si tomas vitamina C por sus propiedades antioxidantes, ten en cuenta que los suplementos podrían no ofrecerte los mismos beneficios que los antioxidantes que se encuentran naturalmente en los alimentos.

¿Cuáles son algunos de los efectos de la vitamina C en la salud?

Los científicos estudian la vitamina C para determinar cómo afecta a la salud. Las investigaciones sobre el uso de la vitamina C para afecciones específicas demuestran lo siguiente:

  • Cáncer. Consumir una dieta rica en frutas y vegetales podría disminuir el riesgo de contraer muchos tipos de cáncer, como cáncer de mama, de colon y de pulmón. Sin embargo, no está claro si este efecto protector se relaciona con el contenido de vitamina C de los alimentos. Tomar suplementos de vitamina C por vía oral no parece ofrecer el mismo beneficio.
  • Resfriado. Tomar suplementos de vitamina C por vía oral no evita el resfriado. Sin embargo, existe cierta evidencia que demuestra que cuando las personas que toman suplementos de vitamina C con regularidad se resfrían, la enfermedad dura menos días y los síntomas son más leves.
  • Enfermedades oculares. Tomar suplementos de vitamina C por vía oral junto con otras vitaminas y minerales parece evitar que la degeneración macular relacionada con la edad empeore. Algunos estudios también sugieren que las personas que tienen niveles más altos de vitamina C en sus dietas corren menor riesgo de padecer cataratas.

Cantidad recomendada de vitamina C

La mayoría de las personas obtienen suficiente vitamina C de una dieta balanceada. Sin embargo, las personas con trastornos gastrointestinales y algunos tipos de cáncer podrían ser más vulnerables a la deficiencia de vitamina C y podrían beneficiarse del uso de suplementos orales. Los límites superiores diarios para la vitamina C son los siguientes:

Etapa de la vida

Límite máximo recomendado

Bebés hasta los 12 meses

400 mg

Niños de 4 a 8 años

650 mg

Niños de 9 a 13 años

1,200 mg

Adolescentes de 14 a 18 años

1,800 mg

Adultos

2,000 mg

Seguridad y efectos secundarios

Cuando se toman en dosis adecuadas, los suplementos de vitamina C por vía oral suelen considerarse seguros. Los efectos secundarios tienden a estar relacionados con la dosis. Los suplementos de vitamina C por vía oral pueden causar lo siguiente:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Ardor de estómago
  • Inflamación
  • Cólicos estomacales
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Diarrea

En algunas personas, el uso de vitamina C por vía oral puede ocasionar cálculos renales. El uso prolongado de suplementos de vitamina C por vía oral superior a los 2000 miligramos por día aumenta el riesgo de sufrir efectos secundarios significativos.

¿Existen interacciones con la vitamina C que debo conocer?

Los suplementos de vitamina C pueden interactuar o interferir con los medicamentos que toma. En estudios se ha encontrado que podrían interactuar con los tratamientos contra el cáncer, como la quimioterapia y la radioterapia. No se sabe con certeza si la vitamina C podría tener el efecto no deseado de proteger a las células tumorales de los tratamientos contra el cáncer, o si podría proteger a los tejidos normales contra los daños. Si usted recibe tratamiento contra el cáncer, hable con el profesional de la salud que lo atiende antes de tomar suplementos de vitamina C u otros antioxidantes, en especial en concentraciones elevadas. 

Hable con su médico sobre los suplementos alimenticios y medicamentos que toma. Ellos le indicarán si estos suplementos podrían interactuar o interferir con sus medicamentos recetados o no recetados o si los medicamentos podrían interferir con la forma en que su cuerpo absorbe, utiliza o descompone los nutrientes. 

Artículo original aquí.

Artículo previo La nutrición y el sistema inmunitario, una relación muy estrecha
Artículo siguiente El papel de los suplementos alimenticios y la dieta durante la pandemia de COVID-19