Carrito

Cerrar

Envio gratis a partir de $599 de compra.

6 Maneras Simples de Evitar los GMOs

Publicado el 11 mayo 2017

Por Jonathan Benson (NaturalNews)

La conciencia sobre la presencia de organismos genéticamente manipulados (GMOs) en la cadena alimenticia va en aumento a lo largo del planeta, gracias en gran parte a la iniciativa de la Proposition 37 de California. Pero mucha gente ahora se pregunta: Si los GMOs no están etiquetados, ¿cómo puedo saber si la comida que consumo los contienen? Aquí seis recomendaciones sobre en qué fijarse y qué evitar.



1. Maíz, Soya, Algodón, Canola

Evite comprar alimentos que contengan soya, maíz, algodón o canola que no sea orgánica. Prácticamente toda la comida envasada presente en supermercados contiene alguna forma de soya, maíz, algodón o canola, todas cosechas típicamente GMO si no presentan la certificación orgánica. Desde galletas, a cereales, a snacks. Evítelos como la plaga.

Ingredientes comunes a evitar incluyen jarabe de maíz alto en fructosa, aceite de soya y aceite de canola. Pero muchos otros son lecitina de soya, un emulsionante añadido a toda clase de alimentos, incluyendo alimentos “sanos”, así como proteína de soya, una proteína texturada mezcla de tocoferoles (vitamina E) y almidón. A no ser que posea certificación orgánica, todos estos ingredientes son generalmente GMO.

2. Código PLU en Frutas y Verduras

Si el código PLU de frutas o verduras comienza con un “8”, evítelos. Al comprar frutas y verduras, optar por los que posean un código PLU de cinco dígitos que empiece con un “9”, el cual indica su certificación orgánica.

Los productos que contienen un código PLU de cuatro dígitos son considerados “convencionales”, lo que significa que no son técnicamente GMO, pero contienen pesticidas y otros residuos tóxicos.

Productos a evitar específicamente y siempre son aquellos que contienen un código PLU de cinco dígitos que empiecen con el número “8”, ya que son GMOs. La gran mayoría de las papayas no orgánicas, así como muchas variedades de calabaza y zucchini no orgánico también son GMO.

3. Azúcares Siniestras

A no ser que el azúcar sea identificada específicamente de “caña”, lo más probable es que provenga de remolachas GM. Al menos 90% de la cosechas de remolacha criada en USA es de origen GM, lo que significa que cualquier producto que contenga “azúcar” o algún otro derivado del azúcar como glucosa o sucralosa, es más que probable un GMO. Siempre busque “azúcar de caña” o “jugo de caña evaporado” para evitar el azúcar GMO. El néctar de ágave, extracto puro de stevia y el xilitol son seguros y libres de GMOs.

4. Endulzantes Artificiales

Si contiene endulzantes artificiales, contiene GMOs. El popular sustituto del azúcar, el aspartamo, comercializado bajo los nombres Equal, NutraSweet y AminoSweet, es producido usando trazas GM de la bacteria del E. coli, lo que significa que es un GMO. Cualquier cosa que contenga aspartamo se debe eliminar de una dieta libre de GMOs.

5. Aditivos Ambiguos

Evite los aditivos ambiguos como goma xantan, ácido cítrico, maltodextrina, y otros GMOs comunes. Muchos agentes texturizantes de los alimentos, realzadores de sabor, espesantes, endulzantes y fortificantes derivan de GMOs. Algunos de los más comunes incluyen ingredientes: goma xantan, ácido cítrico, maltodextrina ácido láctico, dextrosa, color caramelo, polvos de hornear, jarabe de malta, almidón modificado, mono y di glicéridos, sorbitol, ácido esteárico y triglicéridos.

“Nos estamos envenenando con alimentos altamente procesados y deficientes de nutrientes.” – Dr. Ian Brighthope (Food Matters Film)

6. Productos Lácteos

Evite cualquier producto lácteo que no sea orgánico o que no contenga la etiqueta “Sin rBGH”. A no ser que un producto lácteo esté específicamente etiquetado con certificación orgánica, o que no contenga la hormona artificial de crecimiento, etiquetada a veces como rBST, generalmente contiene GMOs. Abreviación de hormona de crecimiento bovina recombinante, el rBGH es creada usando E. coli GMO, como el aspartamo, y es usada en rebaños convencionales, a no ser que esté etiquetado como orgánico.

Esto significa que todo el yogurt, queso, mantequilla, leche y helado no orgánico que específicamente no contenga la etiqueta de “Sin rBGH” es GMO. Las vacas lecheras no orgánicas también son alimentadas con insumos GMO, lo que significa que para estar seguros se debe buscar sólo productos lácteos con certificación orgánica.

http://www.foodmatters.tv/articles-1/6-easy-ways-to-avoid-gmos

Traducción: Ignacia Guzmán Zuloaga

 

Articulo original aquí.

Carrito

Subtotal: $ 0.00

Tu carrito está vacío