Carrito

Cerrar

Envio gratis a partir de $599 de compra.

Chía: antigua semilla mexicana y superfood moderno

Publicado el 21 agosto 2018

Después de haber escrito un poco sobre la chía hace algunos años, como parte de un artículo sobre el uso de semillas en la cocina mexicana, no me sorprendió saber que las semillas de chía han sido alabadas como el nuevo superalimento.

Propiedades

Nutricionalmente denso, las semillas de chía están cargadas de antioxidantes, fibra, proteínas y ácidos grasos omega-3. También son libres de gluten y tienen propiedades antiinflamatorias. Los antiguos pueblos de México, incluidos los aztecas y los mayas, ya conocían de sobra esta semilla, la cual recordarás que en la década de los 80’s se pusieron de moda los "Chía pets". Deberíamos habernos dado cuenta, cuando las semillas humedecidas brotaban casi de la noche a la mañana, que había mucha vitalidad en ellas. Todas las semillas contienen la energía que necesitan las plantas jóvenes para desarrollarse, y la chía es excepcionalmente rápida de germinar.

 

Historia y beneficios

Las semillas de Chía satisfacían las necesidades nutricionales de los primeros mesoamericanos, y los aztecas las valoraban tanto que se las consideraba como uno de los cuatro granos aceptables como tributo al estado azteca. Salvia hispánica (el nombre botánico de la planta) se usaba para preparar una papilla nutritiva, y se servía como una bebida para las mujeres, mientras que el chocolate se servía a los hombres en la corte del emperador Moctezuma. Esta fue probablemente la bebida espesa llamada chianatolli, hecha con semillas de chía molidas tostadas.

Hoy en día, la bebida de chía más común es agua de chía, una bebida refrescante hecha con jugo de limón y endulzada con azúcar. Es especialmente popular durante la temporada de calor en México, cuando los comerciantes preparan y venden muchos litros de agua de chía. Esto es probablemente debido a la capacidad de las semillas para absorber y retener líquidos, lo que ayuda a prevenir la deshidratación. Es utilizado de esta manera por los tarahumaras, llamados "personas que corren", que viven en los cañones de la Sierra Madre Occidental del noroeste de México. A menudo viven a largas distancias, sus viviendas están conectadas por estrechos senderos de montaña, y caminar o correr son sus principales modos de transporte. Además de evitar que los corredores se deshidraten, las semillas de chía ayudan a evitar el hambre, ya que forman un gel de relleno al absorber agua. (Por esta razón, las semillas de chía, ayudan a dar una sensación de saciedad, por ello en los últimos años han sido promocionadas como una ayuda para la pérdida de peso).

 

Recomendaciones

Dos cucharadas de semillas de chía tienen la misma cantidad de proteína que un huevo, y una cucharada de semillas de chía tiene la misma cantidad de omega-3 que contiene una porción de salmón de 100 gramos. Con 64 miligramos de calcio, 40 miligramos de magnesio y sólo 60 calorías en la misma cucharada, la chía es una magnifica fuente de nutrición. No hay diferencia nutricional entre las semillas de chía blancas y negras. Algunas personas prefieren las blancas, ya que "se mezcla" con otros alimentos, aunque personalmente me encanta el contraste de las semillas de chía negras, que se ven tan alegres como una pizca de semillas de amapola.

Las semillas son fáciles de usar, esencialmente sin sabor, y se pueden rociar con cualquier ingrediente, desde cereal frío o caliente hasta ensaladas. Agrégalas a las sopas o guisos, donde hacen un espesante nutritivo lleno de fibra. Úsalas en licuados, agréguelas al yogur con fruta, a muffins o galletas. Las semillas no tienen que ser molidas para acceder a sus importantes nutrientes, excepto cuando se usan en la cocción como un sustituto de los huevos, lo que es una gran ayuda para los veganos. Muele una cucharada de semillas de chía en un molinillo de especias y mézclalo con un cuarto de taza de agua fría para sustituir un huevo.

Las semillas de chía se encuentran en la mayoría de los mercados de México, en los puestos donde se venden los chiles secos y las especias. No prestes atención a las "advertencias" de Internet de que sólo las semillas de chía sudamericanas son beneficiosas. Son indígenas de México y Guatemala, y los he comprado en los mercados mexicanos durante años. Incluso al norte de la frontera, se pueden comprar en tiendas naturistas y en algunos supermercados, especialmente ahora que han sido "descubiertas" como superfoods.

Si tus próximos propósitos de Año Nuevo tienen relación con la salud o la dieta, o si sólo deseas agregar un impulso nutricional significativo a tus comidas, agrega semillas de chía a casi cualquier cosa.

 

Artículo original aquí

Carrito

Subtotal: $ 0.00

Tu carrito está vacío